HUERTOS COMUNITARIOS – HOLONES


Logo- Grupal - Holon

Cultivando comunidad para la transformacion social y ecologica.

La Fundación Arboretum, con 10 años de experiencia adquirida, reconoce hoy la situación de Emergencia Climática y Ecológica en la que vivimos y la inminente necesidad de crear nuevas estrategias y desarrollo de proyectos que tengan como objetivo prioritario, afrontar esta emergencia. 

Como primera acción concreta, nos enfocamos en Eutopía que lleva 6 años funcionando como proyecto exclusivamente de soberanía alimentaria a través de huertos ecológicos urbanos; un espacio orientado al desarrollo de la agricultura ecológica con fines de autoconsumo en la ciudad.

Queremos reformular y adecuar algunos aspectos del proyecto para que sirva como semilla de cambio para todos los futuros proyectos de la Fundación. El nuevo propósito de Eutopía es la transformación social y ecológica de desarrollo de comunidades con estilos de vida sostenibles y resilientes. 

Los objetivos para los próximos 6 años son: 

  • Crear holones, como incubadoras de una transformación personal y colectiva. 
  • Reforzar el desarrollo de la cultura de comunidad, cooperación y solidaridad dentro de Eutopía.
  • Conseguir mayor nivel de participación e involucración de los miembros en otras líneas de trabajo de la FA. 
  • Impulsar un mayor compromiso de los miembros para contribuir con el cambio de la sociedad actual, acorde a las prioridades de la emergencia climática y ecológica. 

LOS HOLONES, UN CAMINO COMPARTIDO

“El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños” (Eleanor Roosevelt)

Los retos a los que nos enfrentamos (medioambientales, económicos, sociales, humanitarios, sanitarios…) exigen respuestas colectivas, no sólo individuales. Las transformaciones, si han de venir, no llegarán tan sólo por la actitud adecuada de las buenas personas de forma aislada sino por una acción concertada, organizada de grupos de personas conscientes de la realidad y sus amenazas. Creo que tener claro esto y asumirlo como punto de partida es imprescindible para esta nueva etapa de Eutopia.

Desde aquí invitamos a desarrollar juntos un viaje de descubrimiento, reflexión y crecimiento, a partir de las pequeñas comunidades Holón, y a través de 4 dimensiones: soberanía alimentaria, comunidad, ecología y espiritualidad.

¿Qué significa un holón para nosotros?

Una comunidad de personas, qué desde el espacio común del huerto, se animan a un viaje que transciende dichos limites territoriales, y se adentra en el desarrollo personal en comunidad, con un compromiso de una transformación social y ecológica. Empezando con la dimensión de la soberanía alimentaria como patrimonio y bien común, de producir sus alimentos de manera responsable y sostenible.

Desde estas vivencias construir comunidad, desarrollando el aprendizaje entre y con iguales, para ponerla al servicio de valores universales como la ayuda mutua, la solidaridad y la cooperación. No se trata tan sólo de saber hacer sino de aplicar el saber para contribuir a la mejora colectiva y entender que un viaje lejos mejor que sea un viaje compartido. Irradiar desde este terruño Holón, a través de distintos proyectos colectivos tanto en el ámbito de Arboretum, como de la comunidad local, ejemplo e inspiración para fomentar la conciencia ecológica. Y desde aquí atender lo global. 

Y desde estas dimensiones reforzar nuestras conexiones vitales, nuestra dimensión ecológica, nuestra relación con Gaia, la Tierra.

Sumergirnos en la ecología profunda, para reconocer la interdependencia fundamental entre todos los fenómenos y el hecho de que, como individuos y como sociedades, estamos inmersos en (y finalmente dependientes de) los procesos cíclicos de la naturaleza.

Conectar y entender, porque si algo no lo siente y entiende difícil que se valore, y sino se valora, difícil que lo cuides y quieras.  Poder sentir y conocer, para responsabilizarnos, de nuestra dimensión ecológica, el cuidado de la casa común, para lograr una convivencia armoniosa entre los seres humanos y el resto de los seres vivos.

Finalmente, llegamos a la ultima dimensión, nuestra espiritualidad, nuestro interior. Para que una transformación sea coherente, debe existir una correlación y equilibrio entre el afuera y el adentro. Aunque este viaje empezó cultivando nuestros alimentos, en compañía, conectando con nuestro sistema vital Tierra, no fue mas que un viaje de desarrollo y descubrimiento de nuestro jardín interior, el cual a la vez fuimos abonando y sembrando, y al cual debemos seguir mirando, con el fin de descubrir y potenciar nuestra naturaleza, nuestra esencia. Conocer quienes somos, nuestro autoconocimiento, cuales es nuestra riqueza y aportación, para contribuir en este viaje, llamado Vida. 

A lo largo de este camino, vamos a acompañar a los miembros de los holones con formación y asistencia de profesionales, entre ellos:

JUAN CIVICO, Agrónomo.

NICOLE SCHINDLER, facilitadora de Comunicación no violenta

NAKASSI LHERMIELLER, profesora de Música

FRANCISCO VILLALOBOS SANTOS, activador de Creatividad

ALEJANDRO CÉSAR ORIOLI, Permacultor