#CHALLENGE Paso 22.


Logo del Proyecto Stone Barn Farm, con zanahoria en detalle.

#CHALLENGE Paso 22.


Recordando que la visión en Fundación Arboretum,  es concienciar a  las personas para que desarrollen una actitud ecológicamente responsable hacia los seres vivos y el medio ambiente, y sobre la misión de implicarnos activamente en la creación de espacios, proyectos , actividades , oportunidades y/o información que permitan que las personas, desde su libertad e independencia , puedan generar una actitud positiva de cambio hacia un nuevo paradigma ecológico que conlleve la paz, la armonía y la coexistencia de todo el ecosistema.


    Paso 22 → Prueba vegetales locales .

 

Consumir local es uno de las partes mas importantes de el challenge, es debido a que cuando consumimos de  lo nuestro, no consumimos lo de los otros.

Ademas de no compartir nuestro productos, tenemos que considerar el que (la gran mayoría) desconoce todos los productores de nuestro alimentos.

Una de las campañas principales para promover el consumo local es KM0-SlowFood .

Slow food organiza algunas de las más importantes ferias dedicadas a la alimentación, entre las que destacan el «Salón del Gusto», en el  y “Slowfish”, en Génova, y «Cheese», en Bra (en años impares). La universidad de ciencias gastronómicas en Pollenzo (provincia de Cuneo)  ha sido fundada por slow food, en colaboración con las regiones del Piamonte y Emilia-Romaña.

El término slow food (comida lenta) nombra a un movimiento internacional nacido en Italia que se contrapone a la estandarización del gusto en la gastronomía, y promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimientos. Opera en todos los continentes por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivo. El símbolo del slow food es el caracol, emblema de la lentitud.

El proyecto más importante llevado a cabo por Slow Food es el «Arca del Gusto»: un censo de productos alimenticios locales amenazados de extinción. En conexión con el Arca funcionan los «baluartes» (en italiano “presidii”), proyectos sobre el territorio que tienen como objetivo sostener concretamente estos productos (a partir de 2000).Otro de los incentivos es productos de huertos urbanos.

Son hermanos con el concepto KM0 , en el cual el origen de los vegetales tiene que ser local , dentro de un radio máximo de 60km. Esto ayuda a redescubrir  desde, conocer al productor hasta  el “ciclo” de los  vegetales, de temporada y probar los nueva/ verduras, que siempre estuvieron allí.

 

Bon appetit!