LIZ LA HORTELANA APRENDIZ- SEMANA 30


Hola a todos – otra semana de goce hortelano en mi huerto de las mil maravillas en el Parque Arboretum – he colocado sola por primera vez las cañas para mis tomates, plantado más lechugas y unos pepinos – y estoy alucinando con la belleza primaveral de mi jardín corazón que llena el mío con asombro y alegría en cada visita.

TERNURA PARA MIS TOMATES

Como ya os he contado, he llegado a considerar a mis hortalizas como críos verdes que requieren mi cuidado – pero tengo que confesar que siento una oleada inesperada de ternura en cuanto a mis tomatitos – es como si me estuvieran transmitiendo que necesitan una atención especial. Por tanto, cada vez que he subido esta semana me he puesto a airear el suelo a su alrededor y dar de beber a sus raíces antes de cubrirlos con paja – intoxicada por su delicioso perfume acidulada y dulce a su vez que promete una fruta que no tiene nada que ver con los tomates que se compran.

Decidí que era hora de colocar las cañas yo sola, ya que la última vez con las habas y guisantes, serví de ayudante observadora a León. Esta vez, me señaló donde había que colocarlas con el primer hoyo hecho con una barra de hierro para llegar lo más profundo posible y me puse manos a la obra.

Una vez colocada la caña hay que pisotearla bien en sus alrededores para que se fije aun más – el suelo en mi parterre no es muy profundo – pero hay que confiar y experimentar. Después tocaba sujetar las plantas mas grandes a la caña, sin apretar demasiado, para que no se caigan al suelo y vayan trepando la estructura. Y así con mucho empeño y paciencia, completé la tarea – con el visto bueno de mi Profe Hortelano León – que siempre me hace sentir como una campeona cuando realizo alguna tarea hortelana que me ha enseñado, a solas.

Más vale prevenir que curar, así que he plantado unos tagetes y una petunia entre mis críos rojos, ya que dicen que las raíces de ambas flores son especialmente eficaces para evitar la plaga de nematodos (unos gusanos redondos) que puede afligir a los tomates. Otro consejo que me han dado, es de ir quitando las ramas pequeñas que nacen en las axilas de los tallos mientras que van creciendo, ya que le quitan la fuerza a la fruta. Ya os iré informando sobre su progreso – mientras tanto: “Toma que toma que toma te..”

SORPRESA DE LA SEMANA

Como ya os he contado, cada vez que planto algo nuevo – llueve, y así fue el miércoles por la tarde y después el viernes, otro inesperado chapuzón para mis críos verdes y rojos recién plantados.

Lo que no me esperaba ayer sábado, fue encontrar una coliflor perfecta, recién nacida esperándome! Cada vez que subo a mi huerto de las mil maravillas hago una breve inspección de mis parterres – y el miércoles no había ni indicio que iba a brotar.
Y os tengo que decir que es la coliflor más deliciosa que he probado en mi vida. Para no quitarle su sabor esencial – la preparé enterita al vapor y después rociada con aceite virgen extra y esparcida con parmesano rayado – un verdadero manjar y si todas las coliflores pueden tener esa delicadeza de sabor, me gustaría cultivar más – bueno, y brócolis también y romanescos…. Lo bonito de este viaje de aprendizaje es que me está dando a conocer y saborear todas estas distintas hortalizas que me está premiando la Madre Tierra al compás de sus estaciones. Ahora me toca la ilusión tomatera veraniega con gazpachos, salmorejos y suculentas ensaladas…

ILUSIÓN DE LA SEMANA

Mi jardín corazón – ya bello, el sábado tras la lluvia – divino – más amapolas y hierbas frondosas – una intensa paleta perfumada de colores!

Aquí tenéis una foto de su primer boceto en Octubre del año pasado para que veáis lo que se puede crear en un terreno árido y desatendido, con tres ingredientes: el cariño, el cuidado y la ilusión.

REFLEXIÓN DE LA SEMANA

Si dirigiendo palabras amables y llenas de bondad y respeto a las plantas, hace que florezcan, imaginaros su impacto sobre el ser humano…
Hasta la próxima!

 
Texto : Liz Glazer
Si queréis seguir el progreso de mi huerto en inglés, os invito a visitar mi página (www.theallotmentapprentice.com/blog)