¿Qué pasa en el huerto?


Qué pasa en el huerto? Es un nuevo blog que lanzamos desde la Fundación Arboretum, para aquellos que les gusta el mundo hortícola y no pueden acceder, en estos tiempos complejos, a él.

Este blog lo haremos mensualmente y en él se mostraran doce experiencias de los hortelan@s del proyecto «Eutopia».

En el mes de Abril contamos con la participación de un miembro del Holón «2025»: Licinio.

Para conocer más, te dejamos con temas claves de la entrevista hecha entre Ángela (A) y Licinio (L);

A→ Hola Licinio, buenos días. ¿Desde cuando eres hortelano? L→ Pues, soy hortelano desde el año 2016. Aquí empezamos en 2016, en verano, a arreglar todo esto que vemos ahora. Porque esto estaba… Arboretum convocó una reunión, para ver quien estaba interesado en tener un huerto urbano. Entonces había varias condiciones para ceder ese huerto, una de ellas era que tú te comprometías durante el verano a venir aquí los sábados a arreglar esto – hacer las divisiones, hacíamos las paredes, echamos el estiércol para, digamos, ponerlo en marcha. Y si tú hacías eso, tenías derecho a un contrato de 4 años. Así que llevamos aquí desde el verano de 2016. (Se habla de la zona 1, porque la zona 2 ya se puso en marcha antes).

A→Pero, ¿ya tenías experiencia o conocimiento de cómo hacer un huerto?

L→ Muy poquito. La experiencia que tenía era de hacer cosas en mi casa – en el balcón, en la terraza, que ponía algo allí en macetas, y leía bastante, eso sí, pero no tenía experiencia.

A→¿Y de tu infancia, de tus abuelos por ejemplo?

L→ Sí, de pequeño sí. En mi pueblo, mis padres tenían huerto, pero entonces yo no me fijaba en esas cosas Angela, yo solamente iba para pasarlo bien. Es que era diferente, porque allí no existían los riegos por goteo. Allí se regaba, con el riego tradicional que se llama ‘árabe’: el agua va por un caño, tú abres aquí para que el agua entra por aquí, cierres para que vuelva a entrar. Entonces yo de pequeño, lo que hacía era… Me gustaba…coger naranjitas pequeñas y poner dos para ver quien ganaba la carrera. Eso me ha venido de más mayor.

A→Sí, vale. ¿Y entonces por qué? ¿Qué te ha impulsado a coger un huerto, y de estar involucrado en este proyecto?

L→ Era algo que, aunque de pequeño no me atraía, o simplemente cosas de niños, pero sí que me empecé a interesar de más mayor. Desde el año ‘92/’93, cuando conocí a un amigo y empezamos juntos, y con otra gente formamos un grupo de Ecologistas en Acción aquí, y bueno, digamos que para mi todo está relacionado de una manera, ¿no? Y entonces, quizás a partir de ese momento.

A→ Y para ti, ¿qué beneficios te aporta el huerto?

L→ Para mi muchos. Sobre todo… Fijate, me importa más el motivo de estar aquí, que lo que me lleve. A mi, es que disfruto mucho trabajando la tierra, disfruto más trabajando, planeando que en el momento de tener tantos tomates – eso me importa menos porque siempre me sobran. El fruto me importa menos que el trabajo en sí, ahora mismo. Y durante este tiempo, bueno yo estuve 4 años, justo allí en ese huerto solo, yluego me puse con esta gente en el holón. Y la verdad que ha sido por lo mejor. Bueno, este año somos tres, pero, aun así, incluso hasta ahora, los 3 que somos, nunca ha habido ningún problema en que diga ¿porque lo has llevado tú?, que me tocaba a mí. No, todo el contrario, hay buena armonía. Este año estoy mejor que nunca.

A→ ¿Y ese es el primer año de holones no? ¿Funciona bien?

L→ Sí, para mi funciona muy bien. Funcionamos muy bien como equipo, la parte de compartirlo con Mano y con Manuel, la verdad que es muy bonita, muy importante. Tenemos un buen rollo entre los tres. 

A→ ¿Y compartáis el trabajo?

L→ Sí, pero no hay ninguna regla establecida. Cada uno hace lo que puede cuando puede, que para mi es lo mejor de todo… si un día hay un trabajo que hay que hacer, y ese trabajo necesita dos, pues nos llamamos por teléfono, mira que yo voy a ir, ¿tu puedes venir? Y ya está.

A→ Os habéis conocido antes, o aquí en Arboretum, ¿en el huerto?

L→ Bueno, sí, yo a Manolo le conocía ya de alguna manera, del grupo de Ecologistas en Acción. Durante mucho tiempo organizamos excursiones y salidas para hacer plantaciones, entonces yo le conocí a Manolo Zafra de eso, de una excursión, pero no tenía contacto con él como tuve a partir de llegar al huerto. Y al otro Manolo no le conocía. Pero bien vamos. Con ellos estupendamente.

A→ ¿Y cómo ves la evolución del proyecto Eutopía, desde 2016?

L→ La parte en la que estoy más integrado, que es la parte, digamos, de hortelano, creo que la evolución es buena. Yo, el proyecto, sí, lo veo bien, va evolucionando, en buena línea, creo que los hortelanos estamos todos más integrados. En cuanto al resto del proyecto, lo que pasa es que es demasiado extenso para la gente que estamos. Haría falta más gente para poder abarcarlo todo al cien por cien, pero aun así bastante bien va todo, gracias al esfuerzo de todos en general. 

A→ Y una última preguntita sobre la temporada, ¿me podrías explicar qué estáis haciendo ahora mismo en el huerto?

L→ Bueno, lo que estamos haciendo, la mayor parte de los hortelanos, es quitar las cosas las que son del cultivo de invierno. Y una vez hecho esto, lo primero es volver a echar comida a la tierra, nutrientes. Porque la tierra, como las personas, necesita comer y beber. Y una vez que tu tienes eso hecho, mueves la tierra otro poquito que se airee, la dejas unos días más o menos, y la preparas ya para los cultivos de verano. Que es la parte quizás más importante de cultivar una huerta ¿no? Tomates, judías, berenjenas, pimientos, pepino, melones, calabacines. La parte de invierno, digamos, que es todo más verde, como bien sabes. Al menos para mí, es menos apetecible a la hora de comerlo. La de verano me gusta más, y yo siempre le pongo más empeño. Y en eso estamos ahora. Y siempre digo, ¡es muy importante planificar!

Como «una imagen vale más que mil palabras» te dejamos ver su experiencia en el proyecto, para que te sientas en el huerto.

¡Si te ha gustado este contenido, compártelo y coméntanos!