TIP SOSTENIBLE – Recicle los pozos de cafe.


https://mcusercontent.com/b74fde233df85bbdefa60437f/images/1626a7e4-6d92-4cc8-9f81-24234d7a8ff2.jpg

Desde la Fundación Arboretum os explicaremos hoy como reciclar los posos del café, cuáles sus usos ecológicos y multidimensionales, para sacar de este producto (tan presente en nuestros días) el máximo en los ciclos domésticos.

El café, la bebida más consumida en nuestro planeta, tiene el poder de ser reutilizado y seguir beneficiándonos de muchas maneras. Para que nos hagamos una idea de cuán grande es el consumo de café debes saber que la Unión Europea (UE) es el mayor importador de café del mundo, siendo Finlandia el país en el que se consume más café del mundo, 11,6 kilos por persona, según los últimos datos de ICO (Internacional Coffe Organization) en 2020.

En España, en la actualidad, se consume una media de 4,5 kg. de café per cápita por año, es decir, una media de 3,5 tazas por día.

Los restos de café contienen nutrientes que favorecen muchísimo el crecimiento de las plantas, es por ello que también lo puedes utilizar como fertilizante. Si eres aficionado a la jardinería prueba a hacer compost con los posos de café para tus plantas. Es un fertilizante casero muy recomendable, sobre todo por sus propiedades para nutrir las plantas con minerales como el cobre, el potasio, el magnesio y el fósforo.

Si cultivas setas, hongos, zanahorias u hortensias, que son plantas que necesitan una tierra ácida, espolvorea los restos de café por el suelo. Con esta acción mejorarás y acelerarás su crecimiento. Además, los restos de café actuarán como repelente de plagas e insectos.

El café es un habitual de los postres, siendo el flan de café el más popular, pero también se puede utilizar en platos salados. Valgan como ejemplo esta receta de solomillo de cerdo al café con un toque picante de guindilla o unos jugosos muslos de pollo encebollados al café.

Este uso, tampoco nos podía faltar. Con los restos o posos del café puedes hacer un excelente marinado para las carnes. ¿Cómo? Mezcla los restos de café con pimienta, azúcar y sal. Después embadurna la pieza de carne con un chorrito de aceite de oliva y cúbrela con el marinado anterior. Déjalo en reposo unas horas y, luego, cocínalo al gusto. Toda una delicatesen.

Determinados productos de cosmética también emplean los restos de café en su proceso de fabricación. Un ejemplo de ello son las cremas exfoliantes. De hecho, puedes hacer tu propia crema exfoliante casera mezclando los desechos con aceite de oliva y sal. Para ello, solo tienes que aplicar la mezcla obtenida en la zona afectada con movimientos circulares.

La razón de que sea un buen exfoliante radica en que la cafeína acelera el metabolismo y es por ello que el café también se emplea en la elaboración de cremas anticelulíticas. De hecho, una de las mejores formas de reutilizar los posos de café es para hacer un exfoliante natural para la celulitis o piel de naranja.

La borra de café ayuda a crear y mantener el calor dentro de la pila de compost, dando a las bacterias un ambiente de crecimiento ideal. También pueden ayudar a manejar y mantener el contenido de humedad.

Según la Universidad Estatal de Oregón una pila de compost con 25% de café usado ayudó a mantener la temperatura entre 135°F (57°C) y 155°F (68°F) durante al menos dos semanas.

Por otro lado, el café usado acelera el proceso de compostaje.

Además, los gusanos son cafeteros. Se comen el café convirtiéndolo en oro negro.

Es cierto que el café es acido, sin embargo, pierden una buena parte de este ácido cuando filtramos el café que nos bebemos y a medida que se descomponen.

Estudios han demostrado que el compost resultante tiene un pH neutro, entre 6,5 y 6,8. Por supuesto, no hagas una composta exclusivamente los granos de café.

Lo recomendable es usar 10% a 20 % del total del volumen del compostaje. Si usas más de un 30% será perjudicial a tus plantas.

Entonces, ¿deberías agregar borra de café a la composta? Seguro que sí. Sigue disfrutando de tu café en la mañana y practicando el arte del compostaje.